CASTILLA LEÓN

Artesania de Castilla León

Artesania de Castilla León

Castilla-León es tierra de alfareros. El arte del barro encuentra representado en los centros alfareros leoneses. La mayor parte de las piezas elaboradas son objetos vidriados “El Botijo de Pasión” es un botijo vidriado con cinco figuras religiosas cargado de barroquismo.

Salamanca es la tierra alfarera por excelencia: Alba de Tormes, Tamames, Cespedosa, Cantalapiedra son importantes centros alfareros donde podemos encontrar: Los “botijos de alhacen“, los “barriles de pitón“, los “pucheros de cuatro asas“, las “queseras” y los “coladores de matanza“.

Zamora es famosa por la cestería tradicional: Cestas para la vendimia, la recolección de la patata etc.

Cesta para vendimia

Cesta para vendimia

León también conserva tradición cestera utilizándose en su fabricación todo tipo de productos vegetales: mimbre, paja de centeno, esparto, tiras de castaño etc..

Baúl

Baúl

Otros productos realizados con materiales vegetales son los baúles, las sillas, mesas y sillones orejeros de mimbre y fibra vegetal.

Los bordados en tela son muy conocidos en esta comunidad, siendo tres tipos de ellos los más importantes:

Bordado zamorano de Carbajales

Bordado zamorano de Carbajales

La elaboración de mantas encuentra en Zamora un centro con siglos de tradición. En León destaca la manta “maragata” en verde y rojo.

La talla de madera en Castilla-León ha dado muy buenos artesanos en lugares como Piedrahita, Medina de Rioseco o Miranda del Ebro.

Talla de Madera

Talla de Madera

La producción de zuecos, galochas o chanclas, calzado con suelo de madera y cuero en sus paredes son otros productos típicos de la zona.

Los toneles de roble para contener buen vino o el tonel de castaño para guardar escabeche, pescado o aceitunas también se producen en estas tierras.

Toneles de roble

Toneles de roble

La forja (técnica consistente en tratar el hierro con fuego) es una tradición aún conservada: Rejería, verjas, puertas, balcones, cerrajería etc… se producen en Segovia, Palencia y León. Campanas para iglesia y cencerros de latón se fabrican en Ciudad Rodrigo (Salamanca).

Las pieles animales son trabajadas por los artesanos para conseguir cinturones, mochilas, calzado, botas y marroquinería artesanal. En Palencia y Salamanca se elaboran zapatos artesanos de gran calidad.

La botería, la artesanía del corambre (o mezcla de cueros) produce recipientes destinados a la conservación de líquidos (entre ellos el vino): Botas, odres y corambres.

Las botas de piel de cabra están preparadas en su interior con una sustancia de pez cocida, ajo, cebolla y limón para conseguir la conservación del líquido.

Odre

Odre

Los profundos cambios operados en Ia sociedad castellana en estas últimas décadas, con motivo de Ia mecanización de las labores del campo y de Ia industrialización de nuestra economía, se reflejan en la desaparición de un gran número de talleres artesanos y en el abandono progresivo de ciertos oficios. No obstante, la alfarería de Ia región, de gran diversidad, presenta centros de máximo interés en la provincia de Zamora: como Moveros, especializado en la producción de piezas de barro para agua y cuyas formas y color son únicas, y Pereruela, que trabaja piezas para el fuego.

En León destaca la alfarería en barro rojo de Jiménez de Jamuz con sus jarras burladeras y sus botijos de figuras populares; mientras que en Salamanca destaca Ia alfarería de AIba de Tormes y Vitigudino; en Valladolid, la de Arrabal del Portillo; en Soria, Ia de Tajueco, y en Segovia, la de Fresno de Cantespino y Coca.

La región Castellano-Leonesa, famosa en otro tiempo por su producción de mantas y tejidos populares, en Ia actualidad apenas mantiene telares en activo, pudiendo mencionarse, sin embargo, las mantas de Val de San Lorenzo (León), Fuentepelayo (Segovia) y los tejidos de Almeida (Zamora) y Macoteras y el Bodón, en Salamanca.

En el campo de las labores textiles, habría que resaltar, asimismo, Ios tradicionales bordados de Carvajales de Alba (Zamora); el de Segovia, y el salmantino de La Alberca, EI Bodón y Fuentes de San Esteban. Astorga (León), Salamanca, Medinaceli (Soria), Valladolid, Santibáñez de Vidriales (Zamora) y Codorniz (Segovia), destacan por su producción de alfombras de lana.

Los trabajos de la piel se hallan, también, ampliamente representados en esta región pudiéndose mencionar Ia botería de Covarrubias y de Ia Capital, en Burgos; Cantalejo (Segovia), y Burqo de Osma (Soria); así como la guarnicionería de Poza de Ia Sal (Burgos); Maderuelo (Segovia), Benavente (Zamora), Carrión de los Condes (Palencia) y Béjar (Salamanca). Salamanca, Macoteras y Barco de Avila producen los tradicionales botos de cuero.

Los instrumentos musicales tradicionales de esta región: dulzainas, palillos, rabeles, guitarras, carracas, entre otros, se siguen elaborando en Carbonero el Mayor (Segovia), Valladolid, Palencia y Burgos. Por Io que se refiere al trabajo de los metales, resulta obligado mencionar el taller de calderería de cobre, de Navafría (Seqovia), y los de forja de hierro, de Castillo de Villavega (Palencia), Abades (Segovia) y Salamanca.

Por último, no puede dejar de mencionarse el manipulado del vidrio, ya sea tallado (Burgos) o vidriería artística (León, Segovia, Palencia y Burgos), así como la orfebrería popular (filigrana de Plata) de Ciudad Rodriqo, Tamames y la propia Salamanca, o los muebles de mimbre Villoruela, en Salamanca.

Gastronomía de Castilla León

La gastronomía castellano-leonesa tiene su base en los cocidos y los asados, además de un gran surtido de dulces. Destacan los asados de cordero, la morcilla (morcilla de León, Burgos, Palencia o Valladolid), las legumbres (alubia de Saldaña, judías de El Barco de Ávila, judiones de La Granja, lentejas de la Armuña, garbanzos de Fuentesaúco, etcétera) y las humildes y excelentes sopas de ajo.

También destacan el cerdo y los embutidos, presentes en toda Castilla y León, pero que alcanzan su cumbre en Salamanca con el jamón de Guijueloy en Segovia con el chorizo de Cantimpalos, etcétera o en León con la cecina de León o el botillo del Bierzo. Los quesos son excelentes, como el de Valdeón o el del Cerrato. No deben olvidarse los distintos tipos de empanadas.

No podía faltar una amplia selección de vinos: los tintos, rosados, claretes, blancos y espumosos son protagonistas indiscutibles en la buena mesa castellano-leonesa. No es de extrañar por tanto la cantidad y calidad de las distintas Denominaciones de Origen en esta comunidad, como la D.O. de Ribera del Duero, Rueda, Toro, Cigales, Cebreros, Bierzo, Tierra de León, Arribes etcétera.

Chocolate de Astorga

Chocolate de Astorga

Fuente: Casasyhotelesrurales.com

4 pensamientos en “CASTILLA LEÓN

  1. Lourdes

    Maravillosos bordados! Pero yo quisiera saber como,podría yo aprender a hacer el bordado Zamorano de carbajales! Yo vivo en ciudad Rodrigo pero si me dijeran de algún taller algún día a la semana quizás podría ir ! Es que son preciosos! Me gustaría saber si se borda sobre una base de lana o de lienzo… En fin, no imagino como harán esa maravilla!
    Gracias , un saludo
    Lourdes

    Responder
    1. MedievalesArtesanos Autor

      Hola Lourdes, buenas tardes.

      Tienes mucha razón son preciosos y me alegra mucho saber que tienes inquietudes en aprender.
      No conocemos actualmente ningún taller donde impartan estos cursos pero si podemos publicarlo en nuestro foro en “Talleres y Cursos de Artesanía” y asi entre todos te podemos ayudar. ¿Que te parece?

      Te dejo un enlace donde publicar tu mensaje: http://goo.gl/bw8OTe

      Un saludo.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>