SOCIOECONOMÍA DE LA ARTESANÍA

lmportancia socioeconómica de la artesanía

Constituye lugar común atribuir gran valor histórico y cultural a las manifestaciones esencialmente artesanas que sobreviven en el mundo actual, en razón a que constituyen el reflejo material y anónimo de las culturas que, a lo largo de la Historia, han ido forjando la personalidad diferenciada de los pueblos. Pero las glosas grandilocuentes y floridas que tradicionalmente han anegado los estudios sobre las labores artesanas han olvidado, casi siempre, reparar en la importancia socioeconómica del sector artesano en nuestras sociedades. Está ampliamente aceptado que la preeminencia de la mecanización y automatización de los procesos productivos en los últimos siglos ha reducido notablemente el significado económico de las artesanías en los países industriales; sin embargo, no por ello debe minusvalorarse su importancia actual como actividades económicas generadoras de riqueza, empleo y divisas.

Taller Artesano

Existen actualmente gran cantidad de pequeños talleres artesanos, debido a que los costes de instalación no son elevados. En ellos, el artesano trabaja solo o ayudado por su familia.

En este sentido, resulta necesario para valorar adecuadamente la importancia socioeconómica de las actividades artesanas -antes de entrar en el análisis concreto de las cifras- comentar algunos de sus rasgos estructurales más característicos. En primer lugar, cabría detenerse en su relativa gran capacidad para contratar mano de obra, ya que la inversión necesaria para generar un puesto de trabajo en una empresa artesana es muy reducida si la comparamos con cualquier actividad industrial, dado el predominio del trabajo manual en el proceso de producción y la baja inversión en maquinaria y tecnología que debe realizarse. Esto, a su vez, facilita también la existencia de artesanos que trabajan en su domicilio por horas o por temporadas para intermediarios que posteriormente colocan el producto en el mercado, sin que ello, lógicamente, tenga repercusión en las cifras oficiales.

Por otra parte, debe tenerse en cuenta el hecho de que las actividades artesanas manipulan fundamentalmente las materias primas propias de cada país, no haciendo uso, por lo general, de importaciones de otros materiales. Si a ello se añade que generan un flujo de ingreso de divisas nada desdeñable, debido a que una parte importante de las compras de los turistas o de las exportaciones se canalizan hacia los productos artesanos con calidad y tradición, se puede extraer la conclusión de que el sector artesano tiende a aliviar las dificultades de las balanzas de intercambio comercial del país en cuestión.

artesannia china

Uno de los peligros de la artesanía es su enfoque hacia el turismo, lo que da lugar a esos souvernirs carentes de originalidad y calidad que desprestigian la auténtica artesanía.

En otro orden de análisis, la localización eminentemente rural de los talleres y empresas artesanas propicia la fijación de la población campesina evitando la emigración, lo que les convierte en un elemento importante en el diseño de una política regional de desarrollo. Asimismo, no escapa a nadie que el sector artesano, al igual que el conjunto de los pequeños y medianos empresarios, supone un factor de estabilidad social nada despreciable en momentos de crisis económica e inestabilidad como los actuales.

Todos estos aspectos y otros muchos, como el bajo coste energético de las actividades artesanas, su carácter de actividad complementaria y doméstica en el medio rural, su escaso riesgo contaminador, etc., difícilmente quedan reflejados en la objetividad de las cifras estadísticas.

Con lo dicho hasta aquí no se pretende, de ningún modo, contraponer la artesanía al desarrollo industrial ni, mucho menos, proponer una –Por otra parte, imposible- vuelta a la artesanía como vía de solución de las altas tasas de desempleo y del déficit comercial que aquejan a nuestras economías. Únicamente se ha pretendido aclarar algunos aspectos de las actividades artesanas que deben estimular la toma de una actitud oficial más decidida de apoyo y fomento de las mismas y que, por lo general, han sido soslayados por los estudiosos., más preocupados por la historia de los artesanos y artesanías perdidas.

Mate tallado

La utilización de las materias primas propias de cada zona en la realización de productos artesanos es fácilmente observable en este mate tallado de la zona de Huancayo (Perú).

Por lo que se refiere a cifras concretas, puede afirmarse que el sector artesano ocupa, en el conjunto de los países latinoamericanos, el segundo lugar en importancia económica por el volumen de empleo generado –la agricultura ocupa el primer puesto-, cifrándose en unos 20 millones, según el SELA (Sistema Económico Latinoamericano), el número de artesanos existentes”.  La importancia económica de la artesanía en Europa es mucho más reducida, pues, por ejemplo, el volumen de mano de obra empleado en España en las actividades artesanas -encuadradas en el sector secundario de la economía- apenas supera el 0,60% de la población activa, porcentaje similar al del valor de su producción.

MedievalesArtesanos

“Entre las razones para que la artesanía se haya convertido en fuente de empleo para tantos latinoamericanos, se puede mencionar el bajo costo que significa la creación de un puesto de trabajo en este sector. Con una herramienta simple o máquina elemental y una tecnología que no se aprende en centros de enseñanza, sino que se transmite de generación en generación, [...] se generan puestos de empleo. “Sin embargo, no puede afirmarse que, económicamente, la artesanía sea la ocupación ideal, ya que, el rendimiento de la producción es bajo y los salarios que se pagan son inferiores a los del sector industrial-fabril y, a veces, inferiores a los salarios mínimos vitales.” SELA: El artesano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>