GREMIOS Y ESPLENDOR

LOS GREMIOS Y ESPLENDOR DE LA ARTESANÍA. 

¿Cuando surgen los gremios de artesanos y el esplendor de la artesanía ?

El renacimiento de la vida urbana y del comercio en Europa en los inicios de la Baja Edad Media supuso el final del prolongado paréntesis de ruralización y estancamiento económico vivido tras la caída de Roma y las invasiones de los pueblos germánicos, bárbaros y musulmán.

El innegable atractivo que la vida en las ciudades ejercía en la cerrada sociedad de aquel entonces provocó una importante emigración de siervos y desarraigados del medio rural, que se dedicaron -rotos sus lazos de servidumbre con los señores feudales- al libre ejercicio del comercio o de los diversos oficios industriales o artesanos.

La defensa de esta autonomía urbana ante las presiones de los señores feudales y de los patricios de la ciudad, así como la necesidad por parte del propio municipio de garantizar una ordenada convivencia en su recinto, conduciría a que los artesanos, como habían hecho con anterioridad los comerciantes, se asociaran en corporaciones profesionales (gremios) bajo el amparo, más o menos directo, del Rey, quien, así, además de encontrar en esta clase media emergente un buen aliado para recuperar en futuras contiendas políticas su soberanía enfeudada, saneaba, de paso, sus precarias rentas fiscales.

Artesanos

Artesanos

Inicialmente, los artesanos se unieron formando cofradías, bajo el auspicio de un santo patrono, con fines asistenciales y religiosos.

Este proceso europeo de recuperación económica y de urbanización durante el medievo tuvo una importancia muy dispar en las diferentes naciones europeas, debido, sobre todo, a las singulares circunstancias políticas por las que atravesaba cada una de ellas; esto produjo, lógicamente, una profusa variedad de gremios artesanos, pero el objetivo último de tales iniciativas de asociación se mantuvo común: <<obtener la libertad y privilegios reservados inicialmente a una sola parte de los habitantes de la ciudad, incluida su participación en el gobierno municipal, así como monopolizar la actividad industrial y artesana y la venta exclusiva de sus productos en las ciudades y sus contornos>>.

Las actividades artesanas, dada la lenta evolución de las técnicas productivas industriales, siguieron cubriendo, en su mayor parte, las necesidades materiales diarias de las sociedades europeas de aquel entonces.

Calle de Latoneros

Calle de Latoneros. El nombre de numerosas calles de nuestras ciudades revela la alta concentración de artesanos habida en otro tiempo.

Por otra parte, las suntuosas construcciones reales y el mantenimiento de sus lujosas cortes, así como la edificación por parte de la Iglesia de prodigiosas catedrales góticas, renacentistas y barrocas, sustentadoras de un culto solemne, hicieron vivir a los oficios artesanos de carácter artístico su <<edad de oro>>.

A ciudades como Venecia, Florencia, Génova y las villas hanseáticas*, que enriquecidas por el comercio disfrutaron desde muy pronto del esplendor de los gremios artesanos y de las manifestaciones más acabadas de los oficios de arte, deben sumarse, como escenarios de la época dorada de la artesanía en siglos posteriores, ciudades como París, Roma, Brujas, Viena o Berlín.

España, que durante casi toda la Edad Media mantuvo un clima de incertidumbre e inseguridad permanente en gran parte de su territorio, derivado de la actividad militar y guerrera propia del proceso reconquistador, vivió con menos intensidad que otros países y regiones europeas la recuperación económica y el renacer de la vida urbana.

Castilla tuvo que esperar hasta el siglo XV para que pudieran constituirse, bajo el auspicio real, los primeros gremios artesanos, ya que la doctrina tradicional de los monarcas castellanos, basada en las Siete Partidas de Alfonso X, era contraria a su creación.

Las siete Partidas

Las siete Partidas

El final de la guerra cristiano- musulmana en España y el descubrimiento de América fueron el punto de partida de un proceso de saneamiento de la situación económica general, proceso del que se beneficiaron sin duda alguna las actividades artesanas. Además. la falta de medidas protectoras de la naciente industria nacional frente a los productos extranjeros de mayor calidad unido al esfuerzo militar que durante dos siglos más tuvo que soportar la sociedad española impidieron, entre otras razones de orden interno, su consolidación, lo que determinaría el posterior retraso de España en el proceso europeo de industrialización.

Por otra parte, en el marco de la tarea colonizadora de España, algunas ciudades americanas conocieron la constitución de gremios artesanos,  regidos en su mayor parte por maestros llevados desde la Península. El primer gremio del que se tiene noticias es el de los bordadores de la ciudad de México (1556), siendo, sin embargo, los más importantes los gremios de plateros de México y Lima.

Los gremios artesanos como institución

Gremios de artesanos

Gremios de artesanos

Los gremios se constituyeron en la Edad Media, como asociaciones profesionales de ámbito local y carácter obligatorio y exclusivo, constituido sobre la base de una jerarquía (maestros, oficiales y aprendices) y regido por ordenanzas y estatutos especiales, destinados, entre otros objetivos, a regular el mismo ejercicio del oficio.

Estas ordenanzas, que debían merecer la conformidad del municipio o del Rey en su caso, eran de obligatorio cumplimiento para todos los agremiados, y establecían hasta el más mínimo detalle el examen de entrada, la imposibilidad de ingreso para los extranjeros, el periodo y condiciones de aprendizaje, la valoración de la “obra maestra” para pasar de oficial a maestro y poder montar un taller propio, los salarios, los precios de venta de los productos, las herramientas a emplear, el mínimo de oficiales o aprendices que se permitían, la calidad del producto, las sanciones, los jurados propios, la asistencia mutua, etcétera.

Este sistema, que inicialmente contó con el apoyo del poder local y real, se convirtió posteriormente, atrincherado en su situación de monopolio, en una oligarquía origen de corruptela y conflictos entre maestros y oficiales, entre unos gremios y otros, entre éstos y el municipio e, incluso, entre los gremios y el mismo poder real, llegando a ser, en última instancia, un freno para el progreso técnico y la iniciativa empresarial; esto motivo, a finales del siglo XVIII y principios del XIX, su prohibición en toda Europa Y América.

*Villas hanseáticas: desde el siglo XII, el termino alemán hansa se utilizó para designar en Inglaterra, Alemania y el norte de Francia las asociaciones mercantiles creadas para contrarrestar los riesgos del comercio; más tarde, el nombre se extendió a las ligas de ciudades mercantiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>