ARTESANÍA DE AYER Y SIEMPRE

ARTESANÍA DE AYER Y SIEMPRE. ¿ALGO MÁS QUE UNA MODA?

Simultáneamente al proceso general de decadencia que viven las artesanías en el mundo industrializado, puede observarse la proliferación de establecimientos comerciales especializados en la venta de productos artesanos.

Cualquier atento observador de nuestro tiempo habrá reparado en la creciente atención que la sociedad actual viene dedicando a la artesanía, ya sea por la capacidad de ésta para ofrecer objetos diferenciados de los productos seriados y estandarizados que nos oferta la industria, ya por ser sinónimo de técnicas productivas alejadas de la sofisticación tecnológica actual o, simplemente, por ser clave explicativa del modo de vida de generaciones pasadas, lo que puede ayudar a comprender ciertas manifestaciones culturales y sociológicas que tienen lugar en el mundo actual.

Oficios artesanos

Oficios artesanos. Xilografia del siglo XVIII. Colección gráfica El Tinell

Sirvan de muestra, entre otros: la proliferación en los últimos años de “taIIeres – escuelas” que prometen iniciar al interesado en los secretos de Ia cerámica, de los tapices, de los esmaltes o de otros oficios artesanos; la aparición de un número cada vez mayor de novedades editoriales sobre manifestaciones artesanas; la creciente inserción de espacios dedicados a las diferentes artesanías y artesanos en los medios de comunicación social; la celebración frecuente de ferias y mercados de artesanía; la continua apertura de establecimientos comerciales especializados en la venta de productos artesanos, los encuentros regulares de folkloristas, etnógrafos y antropólogos para debatir múltiples aspectos de las artesanías y artes populares; la creciente sensibilidad de la Universidad hacia el tema,  concretada en la creación de departamentos especiales y en la impartición de cursos de carácter práctico o teórico sobre el mismo; las exposiciones de renombrados artesanos en instituciones y museos reservados hasta ahora a los más insignes creadores de las Bellas Artes, y, en definitiva, el extendido alán coleccionista de muchas personas que llenan sus casas de objetos y piezas de artesanía adquiridas, la mayoría de las veces, en los mismos talleres donde se han elaborado.

Talleres - Escuelas

En contraposición a Ia progresiva marginación de las enseñanzas manuales del sistema educativo en las sociedades industriales, viene surgiendo en los últimos años un creciente número de centros y “talleres-escuelas” dedicados a la divulgación y formación en el uso de las técnicas tradicionales de los más variados oficios artesanos.

Sin duda, el progresivo afianzamiento del sentimiento regionalista y nacionalista en el mundo actual ha contribuido a crear un clima propicio para la puesta en marcha, a todos los niveles, de iniciativas tendentes a recuperar las raíces culturales, económicas e históricas definitorias de nuestros pueblos. Pero esto no bastaría  ni siquiera en el caso de España donde estos sentimientos se han mostrado con una gran vitalidad en los últimos años  para explicar suficientemente la amplitud del fenómeno que estamos intentando analizar ni, mucho menos, la multiplicidad de sus manifestaciones.

Por otra parte, el creciente interés de la sociedad española por la artesanía merece una breve reflexión, ya que, aparentemente, puede resultar contradictorio con valores y doctrinas que se habían consagrado como normas indiscutibles de nuestra vida social hasta que estalló la crisis económica actual; normas tales como “la confianza ciega en la bondad del progreso técnico-industrial y del crecimiento económico a cualquier precio”. Estas actitudes sociales se traducían, en la vida cotidiana y oficial, en el menosprecio hacia todo aquello que fuese reflejo de “ruralidad”, “nivel tecnológico rudimentario” o “sistema de vida tradicional”, quizás porque todo ello simbolizaba precisamente aquel estado de atraso y estancamiento económico del que se estaba pretendiendo salir.

Feria Medieval

Simultáneamente al proceso general de decadencia que viven las artesanías en el mundo industrializado, puede observarse la proliferación de establecimientos comerciales especializados en la venta de productos artesanos.

Ante este panorama, cabe preguntarse si este creciente interés de la sociedad por las actividades y oficios artesanos no responderá a fin de cuentas a una actitud, inconsciente o no, de rechazo e insatisfacción social respecto al modelo de vida que nos ha deparado la sociedad industrial con sus míticos proyectos desarrollistas; o si, por el contrario, no será simplemente un fenómeno pasajero. Una moda más generada por la sociedad de consumo para rentabilizar económicamente esa mayor sensibilidad social hacia la recuperación de nuestras raíces culturales e históricas.

Tienda de Artesanía

Simultáneamente al proceso general de decadencia que viven las artesanías en el mundo industrializado, puede observarse la proliferación de establecimientos comerciales especializados en la venta de productos artesanos.

En cualquier caso, es evidente que la presencia viva de la artesanía en la sociedad industrial moderna depende, en última instancia, de su capacidad para satisfacer necesidades económicas y culturales, así como de la sabiduría de los pueblos para valorar adecuadamente, por una parte, la recuperación y mantenimiento de su historia y patrimonio cultural en el momento actual y, por otra, su preservación para las generaciones que habrán de seguirnos.

«De pura artesanía»

La expresión más reveladora y gráfica de la acusada sensibilidad de la sociedad actual por el tema artesano se encuentra, sin duda alguna, en la continua y repetida apelación que los mensajes publicitarios de numerosos productos -en su mayoría elaborados en grandes series y con técnicas calificables de “industriales”-  realizan de términos tales como “de artesanía” “producto artesano”, “hecho a mano”, u otro tipo de frases que proclaman la autenticidad de estos productos, asimilándolos al modo de producción tradicional: “como lo hacían nuestros antepasados”, “como se viene haciendo desde hace siglos”…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>